Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

Archivo del blog

Haz tu propio gimnasio casero


Generalmente, el no hacer ejercicios se escuda bajo la clásica excusa de “es que el gimnasio me queda muy lejos de casa”, pero si la montaña no viene hacia ti… haz tu propia montaña. Basta de excusas y crea tu propio gimnasio en casa tomando en cuentas estos consejos:

  • Adquiere alguna máquina cardiovascular, como por ejemplo: la bicicleta elíptica, considerada como una de las ideales para ejercitarte y perder peso sin lastimar articulaciones. En el mercado actual conseguirás muchísimas marcas y precios. Consulta previamente en Internet las opiniones del producto, así como el costo y disponibilidad de los repuestos (por si acaso) antes de realizar la compra. Alternativa: Si no cuentas con el capital suficiente para adquirir alguno de estos aparatos, puedes bailar intensamente, saltar la cuerda, subir escaleras… pues también cuentan como ejercicio cardiovascular.

  • Compra un set de pesas, pues todo ejercicio cardiovascular se debe complementar con peso. Adquiere mancuernas con distintos pesos, para que vayas aumentando con el paso del tiempo. Alternativa: En caso que no puedas comprar pesas de gimnasio, puedes ejercitarte cuidadosamente con cosas que se encuentren en tu casa como potes de pintura, cajas pesadas, sacos de harina, entre otros.

  • Realiza una rutina de ejercicios, donde te concentres en ejercitar un área del cuerpo por día y evitar desgastar el músculo, como por ejemplo: lunes de cardiovascular, pecho y hombros; martes de abdominales, biceps y triceps; miércoles de cardiovascular y cuadriceps; jueves de abdominales, pantorrillas y glúteos; viernes de cardiovascular y pilates… y así sucesivamente hasta abarcar todo el cuerpo durante la semana, tomándote uno o dos días de total descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario