Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

Archivo del blog

¿Qué hacer ante una crisis convulsiva?


No intente detenerle la crisis convulsiva, mantenga la calma

Todas las personas, a cualquier edad, pueden sufrir de una crisis convulsiva, conocida también como crisis epiléptica o simplemente convulsión. Ésto se produce por una descarga hipersincrónica de un grupo de células situadas en el cerebro, llamadas neuronas. Dicha descarga se expresa por diferentes síntomas recurrentes: motores, sensitivos y/o sensoriales.

Esta crisis, según Medline Plus, corresponde a los hallazgos físicos o cambios en el comportamiento que ocurren después de un episodio de actividad eléctrica anormal en el cerebro.

Recomendaciones ante una crisis convulsiva

Si usted está en presencia de una persona que parece tener una crisis convulsiva, el médico neurólogo Héctor de la Hoz, a través de Maggazine en su edición impresa, sugiere:
  1. Permanezca calmado cerca de esa persona, no vaya por ayuda, pídala si cree que la necesita, es decir, no corra hacia un centro hospitalario pues podría tener accidentes; la crisis pasará en momentos breves.
  2. No intente sujetarlo o impedir que continúe moviéndose. Recuerde: cuando la convulsión inicia, nada lo detiene.
  3. Retire rápidamente los objetos que se encuentren a su alrededor, tales como muebles, cosas de vidrio o punzantes, para evitar que pueda hacerse daño.
  4. Si la persona se encuentra sentada, trate de acostarla de medio lado, con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo, así la saliva o el vómito podría escurrir hacia afuera, evitando de este modo la broncoaspiración, además de ayudarla a respirar mejor.
  5. Contrario a la creencia: No coloque ningún objeto dentro de su boca, puesto que puede ocasionarle lesiones e incluso exodoncia. Aflójele la ropa y quítele los lentes, si usa.
  6. No intente darle alimentos o medicamentos.
Posterior a la crisis…  

  • Se recomienda trasladar a la persona afectada a un centro asistencial, para que sea evaluada por un neurólogo.
  • Su colaboración con el neurólogo es de suma importancia al suministrarle datos como la duración y frecuencia de las crisis, así como cualquier cuestión que usted observe en esos momentos, pues podría ser relevante para el diagnóstico y tratamiento del paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario